Trapagaran iniciará la próxima semana las obras para eliminar el principal paso subterráneo de la Avenida Primero de Mayo

dsc_03181

Tras la creación de un paso de peatones en superficie, regulado con semáforo, el uso del paso subterráneo era cada vez más residual y representaba un punto negro para la seguridad de los vecinos y vecinas. La actuación tendrá un coste próximo a los 20.000 euros

El Ayuntamiento de Trapagaran, en su afán por conseguir eliminar los puntos negros para la seguridad de los vecinos y la mejora de la accesibilidad, iniciará en los próximos días las obras para eliminar el paso subterráneo de la Avenida Primero de Mayo, situado en el centro de la localidad, junto a la parada de taxis y la plaza Larramendi.

Con la creación de un paso de peatones en la superficie -regulado con semáforo-, el paso subterráneo ha dejado de tener la utilidad para la cual se construyó. Por ello, el equipo de gobierno ha considerado necesario su cierre con el fin de aumentar la seguridad y accesibilidad de los vecinos.

Así lo han explicado esta mañana los responsables municipales en el transcurso de una rueda de prensa ofrecida junto al citado paso subterráneo. El equipo de gobierno ha indicado que con la obra planteada “vamos a dar la espalda al viejo urbanismo de las ciudades, aquel que no tenía en cuenta ni la accesibilidad ni la seguridad de las personas, especialmente las mujeres”.

“En el pasado se pensó que la creación de un paso subterráneo podía ser la mejor opción para cruzar la calle con seguridad. Hoy en día el propio paso subterráneo es un elemento inseguro, por eso es necesario eliminarlo, más si cabe teniendo en cuenta que en la actualidad existe un paso de peatones semaforizado que emplea la mayor parte de la ciudadanía”, han añadido.

La obra tendrá un coste cercano a los 20.000 euros y consistirá en la eliminación de los dos accesos al paso subterráneo, de forma que el acceso desde la Plaza Larramendi quedará rematado como el resto de la acera existente y se instalará una puerta por si fuera necesario entrar al pasadizo en el futuro. El otro acceso, situado en el cruce con la calle Etxepare, se habilitará una zona de estancia con bancos y jardineras.

De esta forma, el Ayuntamiento de Trapagaran atiende la petición de muchos vecinos y vecinas que consideraban dicho paso subterráneo como inseguro e inaccesible para personas con movilidad reducida.

El tiempo en Bilbao

Eventos en Bizkaia

Publicidad

marzo 2019
L M X J V S D
« Feb    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Trapagaran iniciará la próxima semana las obras para eliminar el principal paso subterráneo de la Avenida Primero de Mayo

dsc_03181

por

Tras la creación de un paso de peatones en superficie, regulado con semáforo, el uso del paso subterráneo era cada vez más residual y representaba un punto negro para la seguridad de los vecinos y vecinas. La actuación tendrá un coste próximo a los 20.000 euros

El Ayuntamiento de Trapagaran, en su afán por conseguir eliminar los puntos negros para la seguridad de los vecinos y la mejora de la accesibilidad, iniciará en los próximos días las obras para eliminar el paso subterráneo de la Avenida Primero de Mayo, situado en el centro de la localidad, junto a la parada de taxis y la plaza Larramendi.

Con la creación de un paso de peatones en la superficie -regulado con semáforo-, el paso subterráneo ha dejado de tener la utilidad para la cual se construyó. Por ello, el equipo de gobierno ha considerado necesario su cierre con el fin de aumentar la seguridad y accesibilidad de los vecinos.

Así lo han explicado esta mañana los responsables municipales en el transcurso de una rueda de prensa ofrecida junto al citado paso subterráneo. El equipo de gobierno ha indicado que con la obra planteada “vamos a dar la espalda al viejo urbanismo de las ciudades, aquel que no tenía en cuenta ni la accesibilidad ni la seguridad de las personas, especialmente las mujeres”.

“En el pasado se pensó que la creación de un paso subterráneo podía ser la mejor opción para cruzar la calle con seguridad. Hoy en día el propio paso subterráneo es un elemento inseguro, por eso es necesario eliminarlo, más si cabe teniendo en cuenta que en la actualidad existe un paso de peatones semaforizado que emplea la mayor parte de la ciudadanía”, han añadido.

La obra tendrá un coste cercano a los 20.000 euros y consistirá en la eliminación de los dos accesos al paso subterráneo, de forma que el acceso desde la Plaza Larramendi quedará rematado como el resto de la acera existente y se instalará una puerta por si fuera necesario entrar al pasadizo en el futuro. El otro acceso, situado en el cruce con la calle Etxepare, se habilitará una zona de estancia con bancos y jardineras.

De esta forma, el Ayuntamiento de Trapagaran atiende la petición de muchos vecinos y vecinas que consideraban dicho paso subterráneo como inseguro e inaccesible para personas con movilidad reducida.

backtotop