Tramos de Concentración de Accidentes: Sobre todo, no confiarse cuando hayan pasado

tca

La consultoría de seguridad vial Itsak señala que es frecuente que estos puntos se desplacen a tramos contiguos en el sentido de la marcha de los vehículos.

La llegada de la Semana Santa pone en primer plano de la actualidad la seguridad vial. Este año se prevé un aumento de los desplazamientos de larga distancia en toda España. Según la estimación de la Dirección General de Tráfico (DGT) aumentarán en un 7,4 % respecto al mismo periodo del pasado año.

Uno de los focos de mayor atención en las carreteras son los Tramos de Concentración de Accidentes –TCA-. En este ámbito trabaja la auditoría de seguridad vial Itsak, que realiza estudios para detectar zonas de elevada siniestralidad. Son tramos donde las estadísticas muestran que hay mayor riesgo de producirse accidentes que en otros de similares características, en cuanto al tipo de vía y la intensidad media diaria.

Con este concepto se identifican los puntos peligrosos de las vías; de forma que las administraciones pueden conocer en su red de carreteras qué tramos tienen unos índices de siniestralidad mayor que la media y señalizarlos a los usuarios” afirman desde Itsak.

Cómo actuar ante los Tramos de Concentración de Accidentes

La señalización de estos puntos permite advertir a los conductores para que extremen las precauciones mientras los transitan. Sin embargo, la principal recomendación desde Itsak es, sobre todo, no confiarse una vez haya pasado el TCA. “Al entrar en un tramo señalizado se tiende a adaptar la velocidad de conducción a la velocidad indicada y se presta mayor atención a la conducción. Sin embargo, cuando se deja atrás, los usuarios se relajan y se retoman hábitos de conducción que pueden no ser adecuados”. Por eso no es extraño que los TCAs se desplacen en cada periodo de estudio hacia tramos continuos en sentido de la marcha de los vehículos. También hay que tener en cuenta que con el paso del tiempo la señalización del TCA deja de tener efecto en los usuarios habituales de la carretera.

En cuanto a qué medidas suelen tomar las administraciones ante un TCA pueden ser muy variadas, dependiendo del tipo de vía y la causa que esté generando los accidentes. “Si se detecta que el problema está en el rozamiento del asfalto sería adecuado un reasfaltado o la mejora del firme. Si el problema es la proliferación de accesos a una carretera convencional, sería conveniente la ordenación de accesos. Si, por el contrario, el problema está en el exceso de velocidad del tráfico, convendría la instalación de un radar que penalice”.

Cómo se identifican los Tramos de Concentración de Accidentes

Según el procedimiento del Ministerio de Fomento, los Tramos de Concentración de Accidentes se identifican mediante la comprobación de una serie de criterios.

El tramo debe llevar más de 3 años en servicio y no tener una longitud superior a los 3 km -aunque puede haber excepciones-. También debe tener un índice de peligrosidad medio en los últimos 5 años superior al índice crítico de los tramos de similares características. Y, además, que en los últimos 3 años se hayan producido más de 10 accidentes con víctimas -si es una vía de gran capacidad- o más de 5 si es una carretera convencional”.

A pesar de que las carreteras convencionales son más peligrosas que las autopistas o las autovías, en todo tipo de carreteras se van a identificar TCAs tras realizar un estudio, ya que se definen por comparación con el resto de tramos similares.

Para que desaparezca un TCA en el siguiente periodo de estudio, el tramo tiene que cumplir los siguientes criterios. Su índice de peligrosidad debe estar por debajo del nuevo índice crítico de los tramos de similares características, o haberse producido en los últimos 5 años menos de 11 accidentes con víctimas -si es una vía de gran capacidad- o menos de 5 si es una carretera convencional. “En cualquier caso, como la metodología busca tramos que tengan un índice de peligrosidad superior a la media, cada vez que un TCA se elimine, es probable que aparezca otro en otro lugar de la red” afirman.

Itsak es una firma vizcaína experta en el ámbito de la seguridad vial. Realiza estudios de seguridad vial, imparte cursos de formación enfocados a empresas y presta servicios relacionados con la seguridad vial laboral. Cuenta con doce años de experiencia.

El tiempo en Bilbao

Eventos en Bizkaia

Publicidad

mayo 2019
L M X J V S D
« Abr    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Tramos de Concentración de Accidentes: Sobre todo, no confiarse cuando hayan pasado

tca

por

La consultoría de seguridad vial Itsak señala que es frecuente que estos puntos se desplacen a tramos contiguos en el sentido de la marcha de los vehículos.

La llegada de la Semana Santa pone en primer plano de la actualidad la seguridad vial. Este año se prevé un aumento de los desplazamientos de larga distancia en toda España. Según la estimación de la Dirección General de Tráfico (DGT) aumentarán en un 7,4 % respecto al mismo periodo del pasado año.

Uno de los focos de mayor atención en las carreteras son los Tramos de Concentración de Accidentes –TCA-. En este ámbito trabaja la auditoría de seguridad vial Itsak, que realiza estudios para detectar zonas de elevada siniestralidad. Son tramos donde las estadísticas muestran que hay mayor riesgo de producirse accidentes que en otros de similares características, en cuanto al tipo de vía y la intensidad media diaria.

Con este concepto se identifican los puntos peligrosos de las vías; de forma que las administraciones pueden conocer en su red de carreteras qué tramos tienen unos índices de siniestralidad mayor que la media y señalizarlos a los usuarios” afirman desde Itsak.

Cómo actuar ante los Tramos de Concentración de Accidentes

La señalización de estos puntos permite advertir a los conductores para que extremen las precauciones mientras los transitan. Sin embargo, la principal recomendación desde Itsak es, sobre todo, no confiarse una vez haya pasado el TCA. “Al entrar en un tramo señalizado se tiende a adaptar la velocidad de conducción a la velocidad indicada y se presta mayor atención a la conducción. Sin embargo, cuando se deja atrás, los usuarios se relajan y se retoman hábitos de conducción que pueden no ser adecuados”. Por eso no es extraño que los TCAs se desplacen en cada periodo de estudio hacia tramos continuos en sentido de la marcha de los vehículos. También hay que tener en cuenta que con el paso del tiempo la señalización del TCA deja de tener efecto en los usuarios habituales de la carretera.

En cuanto a qué medidas suelen tomar las administraciones ante un TCA pueden ser muy variadas, dependiendo del tipo de vía y la causa que esté generando los accidentes. “Si se detecta que el problema está en el rozamiento del asfalto sería adecuado un reasfaltado o la mejora del firme. Si el problema es la proliferación de accesos a una carretera convencional, sería conveniente la ordenación de accesos. Si, por el contrario, el problema está en el exceso de velocidad del tráfico, convendría la instalación de un radar que penalice”.

Cómo se identifican los Tramos de Concentración de Accidentes

Según el procedimiento del Ministerio de Fomento, los Tramos de Concentración de Accidentes se identifican mediante la comprobación de una serie de criterios.

El tramo debe llevar más de 3 años en servicio y no tener una longitud superior a los 3 km -aunque puede haber excepciones-. También debe tener un índice de peligrosidad medio en los últimos 5 años superior al índice crítico de los tramos de similares características. Y, además, que en los últimos 3 años se hayan producido más de 10 accidentes con víctimas -si es una vía de gran capacidad- o más de 5 si es una carretera convencional”.

A pesar de que las carreteras convencionales son más peligrosas que las autopistas o las autovías, en todo tipo de carreteras se van a identificar TCAs tras realizar un estudio, ya que se definen por comparación con el resto de tramos similares.

Para que desaparezca un TCA en el siguiente periodo de estudio, el tramo tiene que cumplir los siguientes criterios. Su índice de peligrosidad debe estar por debajo del nuevo índice crítico de los tramos de similares características, o haberse producido en los últimos 5 años menos de 11 accidentes con víctimas -si es una vía de gran capacidad- o menos de 5 si es una carretera convencional. “En cualquier caso, como la metodología busca tramos que tengan un índice de peligrosidad superior a la media, cada vez que un TCA se elimine, es probable que aparezca otro en otro lugar de la red” afirman.

Itsak es una firma vizcaína experta en el ámbito de la seguridad vial. Realiza estudios de seguridad vial, imparte cursos de formación enfocados a empresas y presta servicios relacionados con la seguridad vial laboral. Cuenta con doce años de experiencia.

backtotop