SOS Deiak ya pueden recibir llamadas de emergencia desde los vehículos accidentados

ecall

Los Centros de Coordinación SOS Deiak del Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco ya están preparados para recibir alertas de emergencia a través del dispositivo electrónico eCall, lo que significa que pueden atender llamadas emitidas desde los propios vehículos accidentados y actuar de forma inmediata reduciendo los tiempos de atención a las víctimas.

El eCall es un sistema inteligente de llamada de emergencia que se puede activar manual o automáticamente mediante unos sensores instalados en el interior del vehículo utilizando la tecnología GPS y GSM y que permite localizar al coche en su posición exacta tras sufrir un accidente o percance. La iniciativa responde al cumplimiento de una normativa europea cuyo principal objetivo es salvar vidas en las carreteras y su implantación por parte de los fabricantes de coches será obligatoria a partir del 1 de abril de 2018.

Funcionamiento

Una vez que detecta un impacto severo, este dispositivo electrónico inicia de forma automática una llamada al centro de emergencia más próximo, incluso si el conductor se encuentra inconsciente o es incapaz de responder, en la que se aportan datos fundamentales (lugar exacto donde se ha producido el siniestro, tipo de combustible, número de pasajeros, la marca, modelo y tipo de vehículo) que permitirán a los servicios de emergencias disponer de una valiosa información, acortar los tiempos de respuesta y, en consecuencia, salvar vidas.

Tanto si la llamada se realiza manualmente como si se hace automáticamente, siempre habrá conexión de voz entre el vehículo y los centros de emergencias además de una conexión automática de datos. De esta forma, cualquier ocupante del vehículo, capaz de responder preguntas, podrá proporcionar detalles adicionales del siniestro al centro de llamadas.

Estudios realizados por la Unión Europea revelan que recibir una alerta inmediata cuando se produce un accidente y conocer la ubicación precisa del lugar del choque acortan los tiempos de respuesta de los servicios de emergencia en un 50 % en zonas rurales y en un 40% en zonas urbanas.

Cada año se producen en Europa 1,2 millones de accidentes de tráfico en los que mueren 40.000 personas y resultan heridas 3.3 millones. La utilización de un sistema de llamadas de emergencia a bordo contribuirá a salvar vidas, unas 2.500 al año, a minimizar la gravedad de decenas de miles de heridos y a reducir el coste social y económico de la siniestralidad en carretera mediante la notificación inmediata de los accidentes.

Además, el hecho de acceder con rapidez al lugar del siniestro permitirá despejar en menor espacio de tiempo los restos materiales provocados por el choque, reduciendo el riesgo de accidentes secundarios.

El tiempo en Bilbao

Eventos en Bizkaia

Publicidad

octubre 2017
L M X J V S D
« Sep    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

SOS Deiak ya pueden recibir llamadas de emergencia desde los vehículos accidentados

ecall

por

Los Centros de Coordinación SOS Deiak del Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco ya están preparados para recibir alertas de emergencia a través del dispositivo electrónico eCall, lo que significa que pueden atender llamadas emitidas desde los propios vehículos accidentados y actuar de forma inmediata reduciendo los tiempos de atención a las víctimas.

El eCall es un sistema inteligente de llamada de emergencia que se puede activar manual o automáticamente mediante unos sensores instalados en el interior del vehículo utilizando la tecnología GPS y GSM y que permite localizar al coche en su posición exacta tras sufrir un accidente o percance. La iniciativa responde al cumplimiento de una normativa europea cuyo principal objetivo es salvar vidas en las carreteras y su implantación por parte de los fabricantes de coches será obligatoria a partir del 1 de abril de 2018.

Funcionamiento

Una vez que detecta un impacto severo, este dispositivo electrónico inicia de forma automática una llamada al centro de emergencia más próximo, incluso si el conductor se encuentra inconsciente o es incapaz de responder, en la que se aportan datos fundamentales (lugar exacto donde se ha producido el siniestro, tipo de combustible, número de pasajeros, la marca, modelo y tipo de vehículo) que permitirán a los servicios de emergencias disponer de una valiosa información, acortar los tiempos de respuesta y, en consecuencia, salvar vidas.

Tanto si la llamada se realiza manualmente como si se hace automáticamente, siempre habrá conexión de voz entre el vehículo y los centros de emergencias además de una conexión automática de datos. De esta forma, cualquier ocupante del vehículo, capaz de responder preguntas, podrá proporcionar detalles adicionales del siniestro al centro de llamadas.

Estudios realizados por la Unión Europea revelan que recibir una alerta inmediata cuando se produce un accidente y conocer la ubicación precisa del lugar del choque acortan los tiempos de respuesta de los servicios de emergencia en un 50 % en zonas rurales y en un 40% en zonas urbanas.

Cada año se producen en Europa 1,2 millones de accidentes de tráfico en los que mueren 40.000 personas y resultan heridas 3.3 millones. La utilización de un sistema de llamadas de emergencia a bordo contribuirá a salvar vidas, unas 2.500 al año, a minimizar la gravedad de decenas de miles de heridos y a reducir el coste social y económico de la siniestralidad en carretera mediante la notificación inmediata de los accidentes.

Además, el hecho de acceder con rapidez al lugar del siniestro permitirá despejar en menor espacio de tiempo los restos materiales provocados por el choque, reduciendo el riesgo de accidentes secundarios.

backtotop