El Ayuntamiento de Trapagaran adjudica las obras de rehabilitación del caserío Aiestaran

caserio-aiestaran-1

Los trabajos se prolongarán nueve meses y tendrán un coste de 572.000 euros. En esta primera fase se acometerá la reforma estructural del inmueble

El Ayuntamiento de Trapagaran iniciará a finales de este año las obras de rehabilitación del caserío Aiestaran con el objetivo de transformar este inmueble en un espacio cultural y social que pueda ser disfrutado por toda la ciudadanía de la localidad minera. Los trabajos de acondicionamiento han sido adjudicados la semana pasada por un importe de 572.110 euros y un plazo de ejecución de 9 meses, de modo que se prolongarán hasta otoño de 2017.

La reforma del caserío Aiestaran es una de las iniciativas más importantes en las que trabaja el equipo de gobierno. El Plan Estratégico de Cultura, redactado en el año 2014, ponía de manifiesto la carencia de equipamientos culturales que había el municipio para dar respuesta a la demanda de las asociaciones y de la ciudadanía en general y trazaba una estrategia para solucionar esta situación que planteaba la rehabilitación del caserío como una de las acciones más significativas.

Esta primera fase del proceso de rehabilitación se centrará en afianzar la estructura del edificio, bastante dañada por el paso del tiempo. Así, durante los próximos meses se trabajará en la rehabilitación de las fachadas y la cubierta y la instalación de un sistema de geotermia que permita generar energía de forma sostenible, ya que se espera que sea una construcción totalmente sostenible y con un bajo consumo energético. Posteriormente, en una segunda fase que se adjudicará más adelante, se procederá al equipamiento interior del inmueble.

Con el inicio de estas obras se pone en marcha un esperadísimo proyecto de recuperación del patrimonio urbano y dinamización de la vida cultural y social de Trapagaran. El Plan Estratégico de Cultura del Ayuntamiento de Trapagaran, elaborado con un amplio proceso de participación ciudadana, fijó los usos para el caserío Aiestaran, y estos son los que se van a respetar. Es decir, en la planta baja estarán los talleres de cocina y cerámica, además de un txoko social que será un espacio de uso público para la celebración de acontecimientos familiares y con amigos. La planta superior estará divida en salas para la pintura, la lectura, la escritura y otras necesidades culturales que puedan surgir.

El caserío Aiestaran es una edificación bifamiliar de planta rectangular, situado en el cruce de las calles Funikular y José Rufino Olaso, que tuvo uso residencial hasta el 12 de junio de 2012, momento a partir del cual el edificio quedó vacío. Aiestaran es un caserío construido a comienzos del siglo XIX siguiendo el modelo de caserío rural de las Encartaciones, que incluye detalles de arquitectura urbana tales como columnas, molduras y remates de piedra arenisca. Hoy día está inmerso en un entorno completamente urbano en el que da testimonio de los valores culturales que lo hicieron surgir.

La casa está protegida desde el 13 de enero de 2009 cuando el Departamento de Cultura del Gobierno vasco la declaró bien cultural como la categoría de monumento. Su superficie es de 219 metros cuadrados en la planta baja, 230 metros cuadrados en la primera planta y 100 metros cuadrados en la planta bajo cubierta.

El tiempo en Bilbao

Eventos en Bizkaia

Publicidad

mayo 2019
L M X J V S D
« Abr    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

El Ayuntamiento de Trapagaran adjudica las obras de rehabilitación del caserío Aiestaran

caserio-aiestaran-1

por

Los trabajos se prolongarán nueve meses y tendrán un coste de 572.000 euros. En esta primera fase se acometerá la reforma estructural del inmueble

El Ayuntamiento de Trapagaran iniciará a finales de este año las obras de rehabilitación del caserío Aiestaran con el objetivo de transformar este inmueble en un espacio cultural y social que pueda ser disfrutado por toda la ciudadanía de la localidad minera. Los trabajos de acondicionamiento han sido adjudicados la semana pasada por un importe de 572.110 euros y un plazo de ejecución de 9 meses, de modo que se prolongarán hasta otoño de 2017.

La reforma del caserío Aiestaran es una de las iniciativas más importantes en las que trabaja el equipo de gobierno. El Plan Estratégico de Cultura, redactado en el año 2014, ponía de manifiesto la carencia de equipamientos culturales que había el municipio para dar respuesta a la demanda de las asociaciones y de la ciudadanía en general y trazaba una estrategia para solucionar esta situación que planteaba la rehabilitación del caserío como una de las acciones más significativas.

Esta primera fase del proceso de rehabilitación se centrará en afianzar la estructura del edificio, bastante dañada por el paso del tiempo. Así, durante los próximos meses se trabajará en la rehabilitación de las fachadas y la cubierta y la instalación de un sistema de geotermia que permita generar energía de forma sostenible, ya que se espera que sea una construcción totalmente sostenible y con un bajo consumo energético. Posteriormente, en una segunda fase que se adjudicará más adelante, se procederá al equipamiento interior del inmueble.

Con el inicio de estas obras se pone en marcha un esperadísimo proyecto de recuperación del patrimonio urbano y dinamización de la vida cultural y social de Trapagaran. El Plan Estratégico de Cultura del Ayuntamiento de Trapagaran, elaborado con un amplio proceso de participación ciudadana, fijó los usos para el caserío Aiestaran, y estos son los que se van a respetar. Es decir, en la planta baja estarán los talleres de cocina y cerámica, además de un txoko social que será un espacio de uso público para la celebración de acontecimientos familiares y con amigos. La planta superior estará divida en salas para la pintura, la lectura, la escritura y otras necesidades culturales que puedan surgir.

El caserío Aiestaran es una edificación bifamiliar de planta rectangular, situado en el cruce de las calles Funikular y José Rufino Olaso, que tuvo uso residencial hasta el 12 de junio de 2012, momento a partir del cual el edificio quedó vacío. Aiestaran es un caserío construido a comienzos del siglo XIX siguiendo el modelo de caserío rural de las Encartaciones, que incluye detalles de arquitectura urbana tales como columnas, molduras y remates de piedra arenisca. Hoy día está inmerso en un entorno completamente urbano en el que da testimonio de los valores culturales que lo hicieron surgir.

La casa está protegida desde el 13 de enero de 2009 cuando el Departamento de Cultura del Gobierno vasco la declaró bien cultural como la categoría de monumento. Su superficie es de 219 metros cuadrados en la planta baja, 230 metros cuadrados en la primera planta y 100 metros cuadrados en la planta bajo cubierta.

backtotop