Comienza la construcción de la nueva intermodal de Garellano

ter20_11

La futura Estación Intermodal de Garellano, la Intermodal de Transporte por carretera de Bilbao y Bizkaia donde confluirán tranvía, trenes de cercanías, Bizkaibus, Bilbobus, Metro Bilbao, Taxis y los propios autobuses, estará lista en 18 meses.

El Ayuntamiento de Bilbao ha iniciado la construcción de la Intermodal de Transporte por carretera de Bilbao y Bizkaia, donde confluirán tranvía, trenes de cercanías, Bizkaibus, Bilbobus, Metro Bilbao, Taxis y los propios autobuses.

Durante esta primera fase de la obra será necesario realizar una serie de cambios en el entorno para garantizar la movilidad de las personas, la movilidad del tráfico rodado y la buena evacuación de las tierras procedentes de la excavación de la estación. Se trata de llevar a cabo una serie de ajustes para garantizar la mínima afección al entorno.

Por un lado, el inicio de las obras supondrá, tal y como estaba previsto, la desaparición de dos de los carriles de circulación de la calle Pérez Galdós, si bien se garantizará el tránsito en los otros dos carriles restantes -los ejecutados con la estación provisional-.

Además, uno de los momentos más importantes de la obra es el de la evacuación de las tierras procedentes de la excavación. El Ayuntamiento debe sacar un total de 300.000 m3 de tierra para la construcción de la estación, lo que traerá consigo un importante movimiento de camiones que deberán trasportar las tierras a los vertederos correspondientes homologados por el Gobierno Vasco. Con el objetivo de minimizar la afección al tráfico del entorno, durante la primera fase, los camiones tomarán la calle Luis Briñas, desde donde saldrán de Bilbao directamente.

No obstante, y con el objetivo de tener un “plan b” en el caso de que sucediera cualquier incidente y garantizar que los camiones no colapsen el tráfico, el Consistorio bilbaino realizará una adecuación en la calle Sabino Arana, para garantizar el giro de camiones en el caso de que fuera necesario en casos excepcionales, a modo de una segunda vía de salida para garantizar el buen tráfico general. En esos casos, los camiones avanzarían por Perez Galdós hasta Sabino Arana desde donde saldrían de Bilbao.

Además, y con el objetivo de garantizar la movilidad de las personas, el Ayuntamiento de Bilbao remodelará las aceras de la calle Luis Briñas. Una de las aceras quedará inhabilitada como consecuencia de las obras, y la otra se adaptará para garantizar el mejor flujo de personas. Para ello se eliminarán todos los elementos presentes en la zona (árboles, terrazas, elementos urbanos) que puedan suponer un obstáculo al tránsito de peatones.

Todas estas afecciones durarán aproximadamente 3 meses. Tras este periodo, el Ayuntamiento ha previsto que los camiones puedan salir y entrar por la calle Gurtubay, el punto por el que después, una vez concluidas las obras de la Intermodal, circularán los autobuses.

LA ESTACIÓN PROVISIONAL

Los servicios que se prestaban en la antigua Termibus se prestan ahora en una estación provisional, ubicada en una parcela contigua y preparada para acoger y atender las necesidades de viajeras/os y operadores, y para convivir en un entorno en pleno desarrollo, con las afecciones que eso genera. La estación recoge los mismos servicios que se prestaban en la antigua Termibus.

El tiempo en Bilbao

Eventos en Bizkaia

Publicidad

diciembre 2017
L M X J V S D
« Nov    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Comienza la construcción de la nueva intermodal de Garellano

ter20_11

por

La futura Estación Intermodal de Garellano, la Intermodal de Transporte por carretera de Bilbao y Bizkaia donde confluirán tranvía, trenes de cercanías, Bizkaibus, Bilbobus, Metro Bilbao, Taxis y los propios autobuses, estará lista en 18 meses.

El Ayuntamiento de Bilbao ha iniciado la construcción de la Intermodal de Transporte por carretera de Bilbao y Bizkaia, donde confluirán tranvía, trenes de cercanías, Bizkaibus, Bilbobus, Metro Bilbao, Taxis y los propios autobuses.

Durante esta primera fase de la obra será necesario realizar una serie de cambios en el entorno para garantizar la movilidad de las personas, la movilidad del tráfico rodado y la buena evacuación de las tierras procedentes de la excavación de la estación. Se trata de llevar a cabo una serie de ajustes para garantizar la mínima afección al entorno.

Por un lado, el inicio de las obras supondrá, tal y como estaba previsto, la desaparición de dos de los carriles de circulación de la calle Pérez Galdós, si bien se garantizará el tránsito en los otros dos carriles restantes -los ejecutados con la estación provisional-.

Además, uno de los momentos más importantes de la obra es el de la evacuación de las tierras procedentes de la excavación. El Ayuntamiento debe sacar un total de 300.000 m3 de tierra para la construcción de la estación, lo que traerá consigo un importante movimiento de camiones que deberán trasportar las tierras a los vertederos correspondientes homologados por el Gobierno Vasco. Con el objetivo de minimizar la afección al tráfico del entorno, durante la primera fase, los camiones tomarán la calle Luis Briñas, desde donde saldrán de Bilbao directamente.

No obstante, y con el objetivo de tener un “plan b” en el caso de que sucediera cualquier incidente y garantizar que los camiones no colapsen el tráfico, el Consistorio bilbaino realizará una adecuación en la calle Sabino Arana, para garantizar el giro de camiones en el caso de que fuera necesario en casos excepcionales, a modo de una segunda vía de salida para garantizar el buen tráfico general. En esos casos, los camiones avanzarían por Perez Galdós hasta Sabino Arana desde donde saldrían de Bilbao.

Además, y con el objetivo de garantizar la movilidad de las personas, el Ayuntamiento de Bilbao remodelará las aceras de la calle Luis Briñas. Una de las aceras quedará inhabilitada como consecuencia de las obras, y la otra se adaptará para garantizar el mejor flujo de personas. Para ello se eliminarán todos los elementos presentes en la zona (árboles, terrazas, elementos urbanos) que puedan suponer un obstáculo al tránsito de peatones.

Todas estas afecciones durarán aproximadamente 3 meses. Tras este periodo, el Ayuntamiento ha previsto que los camiones puedan salir y entrar por la calle Gurtubay, el punto por el que después, una vez concluidas las obras de la Intermodal, circularán los autobuses.

LA ESTACIÓN PROVISIONAL

Los servicios que se prestaban en la antigua Termibus se prestan ahora en una estación provisional, ubicada en una parcela contigua y preparada para acoger y atender las necesidades de viajeras/os y operadores, y para convivir en un entorno en pleno desarrollo, con las afecciones que eso genera. La estación recoge los mismos servicios que se prestaban en la antigua Termibus.

backtotop